Menu

Añadiendo más cordura a la locura. Perdón, quería decir añadiendo más locura a la locura

Añadiendo más cordura a la locura. Perdón, quería decir añadiendo más locura a la locura

Hoy se han cumplido dos semanas desde que lancé el Reto Creativo de los 300 días. En busca de un método de automotivación, y teniendo en cuenta que no puedo negar que sea una persona competitiva, desde entonces hasta hoy he venido cumpliendo con el reto con escrupulosidad, casi como si se tratara de una cuestión vital, fallando por ahora un día. En total, dos vídeos en el canal de AntiTrabajo, un vídeo en el canal de Jobfool, y lo que me hace sentirme más satisfecho, 10 posts en el blog. Es, sin duda, la dinámica que llevaba mucho tiempo buscando, y que se ha generado gracias a un pequeño juego autoimpuesto.

Un juego que no es fruto de una decisión azarosa, sino que viene influido por las propuestas radicales de Bob Black (de quien se extrae por cierto el que es el lema de esta web: “Nadie debería trabajar jamás”), que proponía que las estructuras con las que funcionaban las sociedades debían evolucionar a modelos colaboracionistas basados en el juego. Una amiga me ha comentado alguna vez que no entiende la razón por la que cuando llegamos a la época adulta dejamos de jugar. Puede decirse incluso que da hasta cierta mala imagen. Sin embargo, el juego es capaz de generar algo que pocas cosas consiguen: ilusionar y promover el deseo de llevar a cabo una actividad concreta.

En medio de toda esta locura, uno de los días se generó cierta controversia por la publicación de un vídeo en el canal que había sido elaborado por mi compañero de #MaratónDeCalamares, Juanjo Suárez, en lugar de por mí. Fue calificado inmediatamente de timo por parte de algunos. A pesar de aludir a un supuesto vacío legal, no pude acallar esas críticas

Pero el problema no era que hubiera un vacío legal, sino más bien que no había absolutamente nada sobre lo que se pudiera alegar. No había una normativa en sí misma. Recordé que de pequeño había creado mi propio juego de cartas de fútbol y, por supuesto, redacté por escrito unas normas. Normas que le faltaban a este reto para poder ser considerado como algo serio. Tocaba entonces redactar un reglamento.

Pero para darle todavía algo más de entretenimiento al asunto, en esta ocasión no he sido yo el encargado de redactar las normas, sino que el responsable ha sido mi alter ego mexicano, Juan José Martínez Bolaños, quien por cierto además de ejercer de legislador se ha autonombrado miembro del órgano ejecutor de las normas, junto con David Buil, Juanjo Suárez y Laura Barreyra, quienes de modo indirecto se acaban de convertir en participantes activos del juego.

Así que no dudéis en echarle un ojo al Reglamento Del Reto Creativo De Los 300 Días, os aseguro que vale la pena.  Y ya veremos si me dan por bueno este post o tengo que optar directamente por emborracharlos con tequila.

Fotografía de Alessandro Galantucci
Fotografía de Alessandro Galantucci

Cómo podemos ser tan diferentes y a la vez tan parecidos

Etiquetas: ,
0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!