Menu

No se trata de quién es mejor o peor, se trata de qué podemos aprender los unos de los otros

1 Comment Leave a reply

  1. David Buil Gil
    Permalink to comment#

    Como cada día, he leído con atención (y toda la admiración que sabes que te tengo) tu post, con los que suelo estar siempre en completo acuerdo, y esta vez no ha sido diferente. No obstante, creo necesario hacer un breve apunte a todo lo que has comentado, apunte fundamental para entender el conflicto que pones sobre la mesa, y sin el cual no podemos entender absolutamente nada. Hablas de agradecimiento a quienes han defendido históricamente la Criminología y han hecho posible los Grados, a la vez que de solidaridad con quienes no han podido acceder a cursar el Grado. En todos los años que llevo en contacto con criminólogos de toda España no he visto una sola falta de respeto a los académicos que desde otras ramas de las ciencias han hecho posible la creación de los títulos oficiales en Criminología, al contrario, solo he observado merecidas muestras de devoción allá donde van. De la misma forma, tampoco he conocido a nadie que se apusiera a la creación de planes de adaptación del título propio al Grado, al contrario, solo he oído opiniones a favor de crear dichos programas de adaptación para facilitar el acceso a las titulaciones oficiales a la gente que no pudo cursar en Grado o Licenciatura en su momento. El debate, en este caso, nada tiene que ver con lo que planteas, no existen faltas de respeto con los académicos que han hecho esto posible ni falta de solidaridad con los titulados propios en Criminología (al menos hasta donde llega mi experiencia), y esto debe quedar muy claro. En los debates académicos, ambos sabemos que la exactitud de las palabras es muy importante, que no es lo mismo hablar de eficacia que de eficiencia, ni de certeza que de celeridad. Si el debate que planteas es que se debe respetar a los Redondo(s), Garrido(s) y Díez Ripollés(es), y que debemos promover planes de adaptación del Título propio al Grado, nos vas a tener a TODOS en el mismo barco, sin dudarlo un solo segundo.
    Ahora, como he dicho, no hay que mezclar conceptos, y hacer defensa de la profesión no puede llevarse al terreno personal con estas personas. Como colectivo profesional, debemos dejar a los colegios y asociaciones profesionales hacer su trabajo, regulando la profesión y asegurándonos que las instituciones tengan una idea clara de las capacidades competenciales del titulado en Criminología. Regular la profesión significa, en última instancia, definir el perfil profesional de la persona que va a poder desarrollar una determinada tarea competencial. Decir que las competencias del criminólogo solo las tiene el titulado oficial en Criminología no supone en ningún caso una falta de respeto a nadie. ¿Alguien se imagina que un médico que diga que las competencias de los médicos solo las tienen los titulados oficiales en Medicina esté faltando el respeto a alguien? ¿Alguien se imagina que un arquitecto que defienda que solo pueden hacer planos los titulados oficiales en Arquitectura esté faltando el respeto a alguien? ¿Alguien se imagina que un veterinario que diga que solo un titulado oficial en veterinaria puede estar autorizado a operar a un animal esté faltando el respeto a alguien? ¿Alguien se imagina que un Colegio Profesional de psicólogos defiende que solo pueden realizar tratamientos psicológicos los titulados oficiales en Psicología esté faltando el resto a alguien? Nadie se lo imagina. No obstante, en cuando una asociación profesional de criminólogos defiende que solo pueden ejercer la labor del criminólogo los titulados oficiales en Criminología, empiezan a sonar voces que efectivamente hablan de falta de respeto a los titulados propios, a los académicos sin titulación oficial en Criminología, y poco menos que al panadero.
    Damas y caballeros, si queremos ser una profesión, necesitamos Colegios y Asociaciones Profesionales fuertes, necesitamos definir los estudios de la persona que puede ejercer dicha profesión, y necesitamos que sean esos titulados propios y esos académicos no titulados en Criminología los primeros en respetar y entender qué significa un proceso de regulación profesional. Eso, si queremos ser una profesión regulada.
    Sin más, un apasionado seguidor de antitrabajo.com y un gran amigo de su autor.

    Reply

Leave a comment

Your comment(click button to send)

Share

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!