Menu

Prevenir el conflicto desde la selección de personal

Nadie debería trabajar jamás

Prevenir el conflicto desde la selección de personal

Prevenir el conflicto desde la selección de personal

Siguiendo un poco con cuestiones relacionadas con la selección de personal, hoy quería contaros una anécdota que me explicaron recientemente y que me parece un perfecto ejemplo práctico de hasta qué punto el cuidado en la contratación de empleados es importante.

Patricia era trabajadora de una empresa que necesitaba contratar a un nuevo empleado, tarea para la cual le fue asignada la labor de realizar entrevistas de trabajo a 10 candidatos de los que debía elegir uno. Patricia no tenía formación en lo que selección de personal se refiere, pero tampoco la tenían sus superiores, por lo que poco influía quién realizara las entrevistas.

Sea como fuere, Patricia realizó las entrevistas a todos y cada uno de los candidatos. Sin embargo, ninguno de ellos le convenció para que pudieran desempeñar el puesto de trabajo que ofrecían, por lo que le comunicó a su superior esa circunstancia. La respuesta de ese mando superior fue que eligiera a una debido a la urgencia de la contratación, así que contrataron a una jóven de no más de 20 años de edad.

Pues bien: la contratación les salió rana. La nueva empleada, que nunca se adecuó del todo al ambiente de la empresa, dejó de trabajar con ellos a los 2 meses, pero además de eso terminó interponiendo una denuncia contra la empresa por causas que no concretaremos aquí. Se generó entonces un conflicto que provocó un coste económico añadido a la empresa, además del quebradero de cabeza que les supuso dicha denuncia. Fue, por cierto, la única denuncia de la que Patricia tuvo conocimiento en los 5 años que estuvo en la empresa.

Aquí hay dos errores por parte de la empresa que cualquiera podrá detectar rápidamente:

  • No contar con personal formado específicamente para la selección de personal
  • Haber preferido contratar a alguien de urgencia a pesar  de que ninguna persona parecía adaptarse a las condiciones de trabajo según Patricia.

Aún sin tener la formación adecuada, Patricia tuvo cierta intuición al respecto. Está claro que contratar a alguien que no te convence entraña bastantes riesgos, el mayor de ellos, que no cumpla con su cometido correctamente. Sin embargo, en este caso tuvo consecuencias más graves. Es algo que evidentemente no podrás nunca saber a ciencia cierta: puede que la persona menos esperada acabe teniendo un conflicto con la empresa. Sin embargo, con una correcta prevención, el riesgo de que se llegue a estos límites dependerá también del mimo con el que se lleve a cabo dicha selección de personal. Probablemente de haber tenido la paciencia suficiente como para esperar a realizar más entrevistas este desafortunado episodio se hubiera evitado.

Así que si tienes pensado contratar a alguien y te corre mucha prisa, valora antes las consecuencias que puede tener no llevar a cabo una adecuada política de selección de personal.

Cómo podemos ser tan diferentes y a la vez tan parecidos

Etiquetas: , ,
0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!