¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

«los migrantes son el enemigo público perfecto para cualquier tipo de reivindicación que intente llenar el vacío identitario de nuestra época: para el patriotismo de barrio, son criminales que amenazan nuestra seguridad cotidiana; para el patriotismo regional y nacional, son los que ensucian nuestra identidad étnica; para el patriotismo de clase, son los que compiten con los trabajadores autóctonos. No hace falta subrayar que son enemigos simbólicos, que absorben nuestros temores hacia un futuro cada vez más precario, y también estructurales, de los cuales necesitamos para construir nuestro “nosotros”.  Marginados, minorías e inmigrantes: criminalización de la pobreza y encarcelamiento masivo en las sociedades capitalistas avanzadas.»
TINESSA, Giulio. Marginados, minorías e inmigrantes: criminalización de la pobreza y encarcelamiento masivo en las sociedades capitalistas avanzadasMiradas en MovimientoISSN 1852-2173, Vol. 3, 2010 ,págs. 39-68

Este post pretendía abordar los informes recientemente publicados sobre la situación penitenciaria en Catalunya, que por segundo año consecutivo ha visto estancado su crecimiento . Del informe y de las valoraciones, poco se puede sacar de interés, por lo menos pocas son las novedades significativas.

El informe se divide en dos partes, una de las cuales está dedicada a la población reclusa extranjera en los servicios penitenciarios catalanes. Dado que uno de los temas estrella a la hora de abordar este tipo de informes es el hecho de que exista una proporción tan alta de población reclusa extranjera frente a la nacional mi intención inicial era la de abordar uno de los sesgos (porque son unos cuantos) que se producen esta tasa tan elevada de presos que no gozan de nacionalidad española, y de cuya aclaración se suelen descuidar los encargados de presentar dichos informes.

Para ello me he querido ayudar de los datos del INE, donde se recoge gran parte de la información sobre población reclusa y que es prácticamente la única fuente pública que se le brinda al criminólogo para analizar la situación de la criminalidad en España. Así, para valerme de los datos que necesitaba, he accedido a las tablas de Población reclusa por situación procesal-penal, sexo, periodo y edad. En ella se indican el número de reclusos en situación de prisión preventiva y el número de penados. Sin embargo, no existe la posibilidad de filtrar el resultado por entre población extranjera y población española, por lo que mi intención de estudiar el sesgo preventivos-penados extranjeros parece caer en saco roto. Tampoco hay ni rastro de esos datos en el Anuario estadístico del Ministerio del Interior ,ni en 2010 ni en los años previos, aunque no escatiman en mencionar el aumento proporcional de población reclusa extranjera en los últimos años, o de qué países proceden, destacando por ejemplo el alto volúmen de presos cuyo origen es Marruecos. Y si habían pensado que en el informe que ha presentado el Departament de Justicia de la Generalitat de Catalunya existía algún dato al respecto, olvídenlo porque tampoco lo hay.

Aunque al principio no pretendía ser una denuncia, al final se ha convertido en ello. No es de recibo que desde las instituciones públicas se nos presenten anualmente una serie de informes haciendo énfasis en la población reclusa extranjera, y que en ella se omitan datos que son fundamentales para entender las razones de esa situación (y si las han dado, yo no me he enterado). Aunque como criminólogo debería estar acostumbrado a esta opacidad en materia de seguridad pública, ello no implica que no me sorprenda encontrarme con estas ausencia de datos, que quiero pensar que no se publican por alguna razón de peso . Es una pena que todo el trabajo en la recabación de los datos que se realiza en nuestras instituciones no se publique como debiera, pues se dificulta con ello buena parte de la labor crítica que los especialistas en cada una de las materias podemos llevar a cabo para desarrollar y mejorar aspectos de la vida pública.

El sesgo

Como no me he dado por vencido en la búsqueda de los datos que confirmaran dicha tesis, ahí van 3 fuentes que confirman la diferencia existente entre la aplicación de prisión preventiva a extranjeros respecto a los españoles:

 «En relación con la situación procesal – penal, el 74% de la población reclusa está condenada a penas de prisión (mismo porcentaje que el año anterior) y el, 24,3% se encuentran en situación preventiva (tres décimas más que el año anterior).»

Anuario Estadístico del Ministerio del Interior, año 2006

«En lo referente a la situación procesual, según los últimos datos disponibles el 40% de los extranjeros está como preventivo, contra el 23,6% de la población total.»

TINESSA, Giulio. Marginados, minorías e inmigrantes: criminalización de la pobreza y encarcelamiento masivo en las sociedades capitalistas avanzadasMiradas en MovimientoISSN 1852-2173, Vol. 3, 2010 ,págs. 39-68

«La prisión provisional, con una tendencia de hecho a una mayor aplicación a los extranjeros que a los nacionales. Así, el 39% de los extranjeros en prisión son preventivos frente al 23% de la población reclusa total. De otra manera, el 52% de todos los internos preventivos son extranjeros, mientras que éstos sólo representan el 24% de todos los penados.»

GARCÍA GARCÍA, JULIAN. «Extranjeros en prisión: aspectos normativos y de intervención penitenciaria». En: Actas del Congrés Penitenciari Internacional: La funció social de la política penitenciaria. Barcelona, 2006, pp 249-269

«De los presos extranjeros penados que se encontraban en el Centro Penitenciario de Topas en el periodo objeto de estudio, el 77,4% estuvieron en prisión preventiva antes de ser juzgados.»

ALMEIDA HERRERO,Cristina;LUCENA GARCÍA,Marcos;RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, Francisco Javier. Situación de los presos extranjeros en el Centro Penitenciario de Topas. Salamanca, 2002.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *