¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

Me ha dicho un amigo que Antonio Moreno y Felip Puig fueron grandes colegas de infancia. Entre los dos, se dedicaban a boicotear los partidos de futbito que jugaban los niños de cursos menores, alegando que la pista era suya y no podía ponerse a jugar quien quisiera en ella. Tambien aprovechaban para confiscarles los bollycaos y otras meriendas ricas en grasa, y les castigaron varias veces por destrozar el huerto que había al lado del gimnasio. Según su versión, lo hicieron por razones de higiene, y además al parecer los bichos de bola se les pusieron agresivos. Supongo que todo lo que me ha contado debe ser mentira pero ¿Os imaginais lo entrañables que hubieran sido?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *