¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

La anécdota, explicada por @economistmeg , nos da buena cuenta de algunas de las razones de la situación en la que se encuentra Grecia a día de hoy (vía Marginal Revolution):

«Un amigo y yo nos encontramos en una nueva librería-cafetería en el centro de la ciudad, que lleva abierta un mes. El establecimiento se encuentra en el centro de una zona llena de bares, y la propietaria consideró que el barrio bien podría tener un lugar donde reunirse sin necesidad de beber alcohol y escuchar música a todo volumen.  Cuando nos sentamos, pedimos a la camarera un café. Ella nos dio las gracias por nuestra petición y de inmediato se dio la vuelta y salió por la puerta principal. Mi amigo explicó que la propietaria de la librería-cafetería no pudo obtener una licencia para proveer café. Ella trató de comprar una máquina de café para ofrecerlo de forma gratuita, pensando que así aumentarían las ventas de libros. Sin embargo, regalar café era ilegal. Por eso, el dueño tuvo que llegar a un acuerdo con un bar que se encuentra cruzando la calle, con lo cual hacen que el café y la camarera se pase todo el día yendo y viniendo entre el bar y la librería-cafetería. Mi amigo también me explicó que los libros no ya no se podían comprar en ese momento, ya que a partir de las 18h es ilegal la venta de libros en Grecia. Me encontraba en una librería/cafetería que no podía vender los libros, ni hacer café.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *