¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

Texas es uno de los países con mayor número de ejecuciones a muerte llevadas a cabo en Estados Unidos. Entre 2002 y 2012 hasta 280 han sido ejectudas. A partir de información del Departamento de Justicia de Texas, en GOOD han elaborado, junto con  Dylan C. Lahthropuna brillante y a la vez estremecedora infografía sobre las últimas palabras que salieron de las bocas de los condenados. El tamaño de cada palabra indica que se ha usado con mayor frecuencia. Unos pocos clamaron su inocencia. Otros rechazaron pronunciar una sola palabra. Algunos más pidieron perdón. Casi la mitad se acordó de su religión. Pero lo que la gran mayoría decidió hacer antes de morir fue una oda al «Amor».

 

A GOOD.is Transparency

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *