¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

Hacía días que no volvía sobre el tema que venimos tratando en las últimas semanas: la mortalidad en prisión. Hoy toca hablar de la tasa de accidentalidad en prisiones comparada con la tasa total de población en Estados Unidos.
Recordamos nuestra hipótesis: Que hay menos posibilidades de morir dentro de prisión que fuera de ella.
En cuanto a la accidentalidad, debemos pensar primero en cual es la causa principal de mortalidad cuando hablamos de accidentes: el transporte. La mortalidad vía el uso de algún tipo de transporte supone casi la mitad de la accidentalidad total de Estados Unidos. Podéis verlo en la siguiente gráfica. 

Accidentes de transporte vs Resto de accidentes

Es, por lo tanto, algo a tener muy en cuenta, ya que evidentemente el uso de cualquier tipo de transporte por parte de un preso es limitado o nulo (excepcionalmente para el traslado de un centro a otro, o para acudir a alguna causa judicial pendiente). Está claro que la diferencia de proporción de uso de transporte entre una y otra muestra de población es tan descaradamente grande que sería absurdo plantear dicha hipótesis sobre la accidentalidad sin descartar dicha variable. 

Es evidente que si tenemos en cuenta la accidentalidad contando con las muertes por accidentes relacionados con el uso de algún tipo de vehículo la diferencia que nos encontraremos será muy alta, por lo que para encontrarnos en igualdad de condiciones descartaremos este tipo de accidentes.
¿Qué nos encontramos una vez eliminado ese sesgo?
Pues vemos que seguimos teniendo una diferencia sustancialmente importante, como podéis observar en la gráfica.

Tasa de mortalidad en prisión comparada con total excluyendo accidentes de transporte (por cada 100.000)

La diferencia entre la mortalidad por accidentes en las prisiones estatales es de 6 a 10 veces menor que la accidentalidad entre la población global. Si aplicamos el valor p entre la población carcelaria y la población total, se denota un grado de sginificación muy alto (0.007236968), lo cual confirmaría la hipótesis expuesta al inicio cuando hablamos de accidentalidad.  

¿Cuáles son las causas de la notable diferencia existente? Las podemos deducir a partir del gráfico a continuación, donde se muestra la mortalidad por accidente según el tipo (sin contar con los accidentes de transporte).

Causas de mortalidad por accidente según tipo

Podemos ver que algunas de las causas expuestas difícilmente pueden darse en prisión, tales como el disparo accidental de armas de fuego, el envenenamiento accidental o exposición a sustancias tóxicas, del mismo modo que  la exposición a fuego,humo y llamas (aunque ojo, no por ello descartables). El mayor control de todos estos factores, a la vez que la menor probabilidad de exposición a los factores expuestos son los que hacen que se refleje en gran parte una diferencia tan notoria. Así mismo, la especial preparación previa de las prisiones para la prevención de cualquier situación que ponga en peligro la normalidad de un centro hace que se encuentren mejor proveídos de las herramientas que impidan que se produzcan accidentes de este tipo, más cuando las consecuencias de no controlar dichas causas en un centro penitenciario podrían provocar situaciones de gravedad aún mayor. Como referente más reciente, baste recordar el incendio en la cárcel de Honduras, que provocó cerca de 360 muertos. La seguridad en las prisiones, además de incidir positivamente en la reducción de incidentes violentos dentro del centro penitenciario, provoca de forma indirecta una disminución de la accidentalidad.

Nos queda por desglosar, en los próximos post, la mortalidad según enfermedades, en la que dedicaremos especial atención al VIH.

 

Fuente de los datos sobre accidentalidad: Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics. Underlying Cause of Death 1999-2008 on CDC WONDER Online Database, released 2011. Data for year 2008 are compiled from the Multiple Cause of Death File 2008, Series 20 No. 2N, 2011, data for year 2007 are compiled from Multiple Cause of Death File 2007, Series 20 No. 2M, 2010, data for years 2005-2006 data are compiled from Multiple Cause of Death File 2005-2006, Series 20, No. 2L, 2009, and data for years 1999-2004 are compiled from the Multiple Cause of Death File 1999-2004, Series 20, No. 2J, 2007. Accessed at http://wonder.cdc.gov/ucd-icd10.html on Apr 2, 2012 6:43:44 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *