¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

¿Cómo abordar el control de armas desde el momento en que cualquier persona que lo desee podrá disponer de una?

¿Qué vías legales pueden ser efectivas para este caso?
¿Como contrarrestar políticamente la impresión de armas sin que la neutralidad de la red se vea afectada?
Los criminólogos debemos empezar a abordar el debate antes de que nos topemos con algo que, lo queramos o no, sucederá en un lapso de tiempo más corto de lo que pensamos.
Quizá, y digo quizá, deberíamos empezar a preocuparnos por la educación que le demos a las próximas generaciones de jóvenes si no queremos encontrarnos con un aumento considerable de delitos en los que las armas de fuego estén presente.
El tema es de lo más complejo, y las soluciones, nada claras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *