¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

Imagen: Serra de Tramuntana, de Roberto Arias

Esta mañana el president del Govern Balear Jose Ramón Bauzà se desplazaba a Andratx para seguir la evolución de un incendio que ha calcinado a estas horas más de 1.600 hectáreas de terreno. Allí ha aprovechado para comparecer y manifestar que «La imprudencia hace que ahora mismo en torno a 1.600 hectáreas estén ardiendo».

Sin embargo, no es solo la imprudencia lo que contribuye a que el incendio haya alcanzado tal envergadura. Se sabe que año tras años los incendios en Mallorca, sean fruto de imprudencias o provocados, están a la órden del día. La zona de Calvià es, además, uno de los municipios más proclives a los incendios, y habría que preguntarse si no se estarán proveyendo los medios de prevención adecuados.

Porque el señor Bauzà no menciona en ningún momento la dràstica reducción que el Govern Balear hizo del presupuesto en materia de medio ambiente de un 28% en 2012.

No habla tampoco de los 22 despidos en Espais de Natura Balear el pasado mes de diciembre (alguno de ellos por cierto ha sido declarado nulo recientemente), encargada de gestionar los espacios naturales de las islas,entidad absorbida actualmente por el IBANAT (que también vio en su momento como se reducía plantilla contando con 7 administrativos menos), que no cuenta con los medios suficientes para llevar a cabo las labores de mantenimiento y limpieza de los zonas rurarles de Balears, con una plantilla de apenas 94 trabajadores. Por cierto, el presupuesto del IBANAT para 2013 se vio reducido en un dràstico 13%.

Como me ha comentado Juanjo Suárez, que del tema sabe bastante más que yo y que en su momento trabajo en ENB, “Los incendios se apagan en invierno”. Y si no se ofrecen los recursos suficientes para la limpieza de los bosques de la isla, el riesgo de que los incendios sean de mayor magnitud es proporcional a esa marginación a la que se ven sometida Serra de Tramuntana junto con otros paisajes de las islas que deberían recibir un mayor cuidado. De poco sirve ampliar la flota de vehículos para la lucha contra incendios forestales si no se han hecho los deberes de antemano, y más si no se cuenta con el personal necesario para aprovechar el material que se dispone.

Quizá no parece entender don Bauzà que el daño que causa un incendio puede prevenirse y aminorarse si se proveen los recursos adecuados. No es fruto de la casualidad que uno de los incendios más graves de los últimos años en Balears coincida con tamaño recorte en éste ámbito. Puede que la desolación que ha mostrado por lo sucedido sea fruto de haber tomado conciencia del error cometido,o me gustaría que fuera esa la razón.

Pero al final, recortar nos está saliendo a todos mucho más caro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *