¿Sabías que he publicado un libro? Se llama "Nadie debería trabajar jamás"

Diapositiva1

Diapositiva2

Diapositiva3

Diapositiva4

Diapositiva5

Diapositiva6

Diapositiva7

Diapositiva8

Diapositiva9

Diapositiva10

Diapositiva11

Diapositiva12

Diapositiva13

Diapositiva14

Diapositiva15

Diapositiva16

Diapositiva17

Diapositiva18

Es

cucha la guasa. Mira el renombre. Esto va a ser la repanocha en vinagre. Empezó a describir mal el espacio de preguntas más frecuentes sobre el portal, confundió más al público, la gente empezó a legañear de extrañeza. Quería entender cómo cojones funcionaba todo esto, pero fue peor. Unas F.A.Q. filosóficas, que planteaban más preguntas que respuestas.

No hombre, claro que os voy a explicar cómo funciona esta obra maestra del inframundo digital. Está en juego mi futuro, así que es menester trazar las palabras adecuadas para exponer de la forma más poética posible cuál es el objetivo de esta plataforma única.

¿QUÉ PRETENDES, CHAVAL?

Los que me conocéis sabéis que soy un culo un tanto inquieto a la par que disperso. Por donde iba…ah sí. Los que me conocéis sabéis que soy un culo inquieto a la par que disperso, y que mis aficiones y pasiones se definen por una multidisciplinariedad un tanto peculiar. Unas aficiones que vienen, otras que se van y otras que aparecen de repente. Sea como fuere, siempre encuentro un entretenimiento nuevo, un sueño que me gustaría cumplir o un reto que quiero superar que me hace dirigirme de un lugar a otro explorando espacios que poca relación tienen entre ellos. Hay, por decirlo de algún modo, muchas cosas a las que me gustaría destinar mi tiempo, pero algunas de ellas requieren de una serie de recursos económicos o logísticos detrás para poderlas llevar a cabo. Y como en la mayoría de ocasiones no cuento con esos recursos para poder llevarlos a cabo, mi intención es que vosotros seáis los que me paguéis los caprichos que me quiero tomar.

¿TE HAS PLANTEADO QUE LO QUE DEBERíAS HACER ES, SENCILLAMENTE, TRABAJAR COMO TODO HIJO DE VECINO?

Ya tenía que venir el listillo con la monserga del trabajo. Por eso, expongo aquí un fragmento de mi libro «Emprender en criminología» para que entiendas mi concepción del trabajo:

«Trabajar ha sido, es y será un auténtico coñazo. Mi plan de vida no contempla dedicarle muchas horas diarias a trabajar, pero sí contempla dedicarme a tiempo completo a hacer lo que me apetezca. Evidentemente, y como no se puede vivir sin dinero, desde 2010 he tenido que trabajar en varios puestos diferentes, alguno de ellos totalmente alejado de la criminología (aunque, por cierto, se trate del trabajo del que mejor recuerdo tengo, formando parte de una brigada que eliminó cerca de 18.000 plantas invasoras africanas en la Serra de Tramuntana y cuyo jefe fue el ilustrador de este libro), otros más cercanos, como el trabajo en el Centro de Inserción Social Joaquín Ruiz Jiménez de Palma de Mallorca, dentro del servicio de gestión de medidas penales alternativas.»

Exacto. Así de claro, sin rodeos: esta platabomba (no, no encontrarás esta palabra en la RAE pobre iluso) está pensada para no tener que trabajar nunca más. Quiero que todo lo que haya en ella se cumpla, y que además pueda dedicarme a tiempo completo a hacer todo lo que quiero hacer. Pero como mi postura es egoísta, no me queda otra que dar algo a cambio a todos aquéllos que contribuyan a cumplir mis objetivos. ¡Viva el libremercado!

DIME ENTONCES QUÉ SE ME OFRECE QUE ME PUEDA INTERESAR…

Esto va a funcionar así: yo plantearé diferentes iniciativas que me gustaría llevar a cabo y el presupuesto que requiero para cumplirlas (escribir un libro sobre un determinado tema, preparar un curso sobre algún aspecto de interés, llevar a cabo algún tipo de reto deportivo…); en cada iniciativa encontraréis la descripción de la misma, y con ella diferentes cosas que yo ofrezco a cambio de vuestra contribución, y que se entregarán una vez se haya alcanzado la inversión prevista para cada producto o iniciativa. Como véis, no descubro América, el funcionamiento es muy similar al de otras plataformas de Crowdfunding.

¿Y QUÉ ES LO QUE LA HACE DIFERENTE?

Hay dos diferencias fundamentales en este espacio. La primera de ellas es que lo que se presenta no es un solo proyecto o iniciativa sino una multitud de proyectos. Por lo tanto, unos se llevarán a cabo y otros tantos, con toda probabilidad, quedarán solo como ideas. Y sobretodo: quedará en vuestras manos decidir mi camino. Puede que la mayoría apueste por mi vertiente literaria, o bien por la deportiva, o quién sabe si la musical, o cualquier otra que plantee en un momento dado.

La segunda diferencia  estriba en que, en el caso de que inviertas en un producto que finalmente no se lleva a cabo, tu inversión no quedará en balde. Con ella, podrás hacer dos cosas:

  1. Invertir esa misma cantidad en otra iniciativa.
  2. Adquirir uno o varios productos realizados por el valor de tu inversión. Te preguntarás cuántos productos ya realizados hay ahora mismo. Tranquilo, dispongo de un amplio catálogo con…1 producto acabado: «Emprender en criminología». ¿Que no se llega al presupuesto mínimo para llevar a cabo la iniciativa?: «Emprender en criminología» ¿Que solo tú inviertes en esa idea alocada que propongo? «Emprender en criminología». Con el paso del tiempo espero poder ofrecer otros productos, pero eso dependerá en gran parte de vosotros. Gracias a vosotros podría acabar vendiendo chicles en este portal. Chicles Boomer, de los buenos, de esos kilométricos ¿Existen aún?

¿CÓMO DISTINGUIR ENTRE PRODUCTOS REALIZADOS Y OTROS QUE NO LO ESTÁN?

Para saber cuándo estás ante una iniciativa para la que requiero inversión o ante un producto hecho, cada uno tendrá un distintivo diferente, entre los siguientes:

¡INVIERTE! Cuando veas esta palabra significará, evidentemente, que es una iniciativa no acabada para la que busco financiación.

¡PRODUCTO REALIZADO! :En este caso, el producto ya está terminado y podrás adquirirlo de manera inmediata.

¿CABE LA POSIBILIDAD DE QUE INVIERTAS DE OFICIO?

Sí. En el caso de que haya alguna iniciativa que esté teniendo cierto apoyo, aportaría parte de mi bolsillo para poder llevar a cabo la iniciativa. Sin embargo, antes de llevar a cabo esa inversión, un tribunal formado por inversores, amigos y familiares será el encargado de dar el visto bueno. Si éste rechaza la inversión de oficio, su decisión será vinculante. Puto loco, se inventó su propio tribunal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *